Los secretos de las Magical Girls


Lo que no sabías sobre Sakura, Sailor Moon y otras heroínas mágicas

Bárbara Fernández García


Compartir:

Las magical girls, uno de los iconos populares más influyentes en la cultura pop actual en todo el mundo, nacen en Japón como una creación para niñas. Todo el mundo las asocia con cetros mágicos, trajes bonitos y mascotas parlantes, pero ¿es eso en realidad lo que define a las magical girls

Conoce la importancia de saber qué significa ser una «shōjo», una chica «ideal» en Japón, para entender a estas heroínas mágicas, y las desconocidas claves del género del mismo nombre que las ve nacer. Descubre cuáles son las características del subgénero mágico, los tipos de heroínas, el porqué de su estética, el sentido profundo de sus clásicos modernos, como el dilema kawaii en Sailor Moon, o la importancia de la ideología shōjo o shōjo bunka en Cardcaptor Sakura. Abre la puerta a un mundo oculto y fascinante, a menudo desprestigiado por su condición femenina, desde las predecesoras ignoradas, a Kamikaze Kaitō Jeanne y las originales y dramáticas propuestas del manga shōjo o las herederas de Sailor Moon.

¿Existen los magical boys? ¿Cómo una heroína para niñas y adolescentes se convierte en fetiche sexual para adultos? ¿Cómo se han adaptado en Occidente? Es el momento de revelar todos los secretos de las chicas mágicas.


    Extensión: 224 páginas

    Dimensiones: 15x21 cm

    Material: Cartoné cosido con hilo, cubiertas e interior a color.

    ISBN: 978-84-17649-35-7


    Prólogo de Raúl Izquierdo García

Bárbara Fernández García

Bárbara Fernández García es Licenciada en Derecho, Máster en Enseñanza de Español como Lengua Extranjera (ELE) y Doctora con Mención Internacional en Literatura y Lenguaje por la Universidad de Oviedo. Su tesis doctoral buscó dar forma a un análisis del sexismo en las ficciones que tuviera justificación y efectividad artística. Ama el estudio multidisciplinar de las ficciones y sus personajes en cualquier forma en la que se presenten: novelas, historieta, videojuegos… y siempre aplicando la máxima de Lord Kelvin: "lo que no se define (correctamente) no se puede medir (analizar), lo que no se mide no se puede mejorar, y lo que no se mejora se degrada siempre".

Opiniones

Aún no hay opiniones sobre esta publicación.