Novedades

TOP VENTAS

The Graphic Nin-J. A 2020: el arte más bizarro para el peor de los motivos

El siglo XXI se ha convertido en un debate constante sobre la corrección política, la cultura de la cancelación y la censura en las redes sociales. Con argumentos a ambos lados parecen mantenerse en una rueda que nunca cesa, pero una de las pocas conclusiones a las que se ha llegado a nivel general —por más que cuente con casi más detractores que defensores— es que resulta necesario separar el artista de su obra. O, como mínimo, en términos generales. Esta conclusión se puede apreciar en casos como los del Me Too —Harvey Weinstein, Kevin Spacey, James Toback— u otros similares y/o patrios como el de Plácido Domingo. Incluso, se ha echado la vista atrás para juzgar la obra de artistas como Pablo Picasso o Bernardo Bertolucci. Sin embargo, no se acaba de conseguir un

Ir a BREAK

Encuentra nuestros libros en: