Novedades

TOP VENTAS

El día de suerte de los bien hallados

Escribir algo a la altura de un concierto como el del 27 de febrero en la Sala X, en Sevilla, no es tarea fácil y hay que hacer un ejercicio de humildad y de respeto ante unos músicos que, al margen de lo comercial, hacen que el panorama musical español –y por qué no decirlo, andaluz– sea tan rico. A eso de las nueve y media de la noche comenzó a despegar la primera nave espacial, comandada por Luis Martín y Víctor Costela. Y hablamos de nave espacial en un sentido casi literal de la palabra. Una infinidad de botones y teclas entre los que se podían distinguir mellotrones, korgs, junos, mogos y teclados varios que auguraban un concierto sustentado por capas y capas de sonido sin fin. La tripulación de Red Passenger, que completa su formación con Dani Levy al bajo, tocó un

Ir al BLOG