Paradójica nostalgia

Paradójica nostalgia

originalHace ya nada menos que 20 años que la primera PlayStation apareciese en las tiendas niponas. Una máquina de aspecto robusto y futurista (en los 90), cuyo diseño era casi una declaración de intenciones de lo que estaba por venir: una forma de concebir el videojuego como un medio adulto, alejado del estilo “juguete” con el que Nintendo andaba triunfando en aquella época.

Las cosas han cambiado mucho desde entonces, especialmente en cuestiones de diseño: a esa etapa en la que, citando al gran Bruno Sol, predominaba el plástico y diseño soviético, le sucedió la de “haz-que-parezca-un-DVD”, de los 128 bits. Actualmente (a excepción de la gloriosa Wii Mini) predominan las líneas rectas y los colores fríos en lo que a máquinas de sobremesa se refiere.

Es por ello cuanto menos curioso el furor que ha desatado la PS4 Edición Especial 20 aniversario que Sony planea lanzar en unos días de forma muy limitada. Una consola que recupera el gris de la PSX original, así como su logotipo tanto en la carcasa de la máquina como en el mando, y que llegará junto a la PlayStation Eye y un packaging especial por 499 €. Aunque personalmente me fascina este diseño, resulta sorprendente el éxito que ha tenido entre el público, con redes sociales ardiendo en alabanzas hacia la noticia del lanzamiento de la máquina.

¿Cuál es el motivo de este triunfo por parte de Sony? ¿Se debe únicamente al factor nostalgia? ¿Qué hubiera pasado si la compañía nipona hubiese optado por este color como diseño principal de la máquina obviando el negro? ¿Hubiese gustado? ¿Cosecharía PS4 mejores ventas?

Es difícil hallar una respuesta a esto, y me lleva a pensar ¿Por qué me gusta tanto esta edición especial de PS4? Quizás lo mejor de este diseño no sea su color, ni su lujoso packaging… tal vez sea porque representa una época en la que este medio aún era joven, en el que cada nuevo título por jugar era todo un descubrimiento, en el que una revista de papel era el único lugar donde asomarse para saber qué estaba por venir. Quizás nos gustan tanto los homenajes retro no por los juegos a los que jugamos, sino más bien por cómo los jugamos en su momento. Por eso una máquina de serie como ésta no tendría ningún sentido, pero una edición en forma de homenaje… maldita sea, póngame dos.

Ricardo Martínez Cantudo

1 Comentario

  1. Miguel Sanz 04/12/2014 Responder

    Y para mi otra, porfa.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

CERRAR