El papel del videojuego

El papel del videojuego

libros-de-videojuegos-3

Imagen: Bryan Ochalla.

Echando la vista atrás, desde mis más remotos inicios, siempre he acompañando esta bendita pasión por el videojuego con esos pequeños tesoros, guardianes de palabras llamados libros. He sido ávido consumidor de obras relacionadas con ordenadores, programación y videojuegos, una tarea a veces ardua e ingrata, ya que en España siempre ha costado, y todavía cuesta mucho, encontrar material de calidad, serio y profundo al respecto. Recuerdo con añoranza aquellos primeros libros sobre el Spectrum o el QL, o de cómo programar sprites en código máquina, que asomaban orgullosos y escasos en las estanterías de grandes librerías.

De ahí que, históricamente, todos los que sentimos la llamada del videojuego muy adentro hayamos tenido que recurrir a obras en otros idiomas, principalmente norteamericanas, inglesas y francesas, para rellenar ese gran vacío en nuestra biblioteca particular y poco comprendida. Y con el tiempo te llegas a acostumbrar, pero echas una ojeada a las maravillosas propuestas que llegan en otras lenguas a modo de biblias, tratados serios sobre la cultura y grandes personalidades del videojuego, libros de arte, catálogos completos de videojuegos… Y te da la sensación de que no participas de forma real y directa de ese rico legado. Sientes que tu idioma es menor y no apto para lo que realmente te gusta.

Por eso quiero felicitar y desear la mejor de las suertes a Ediciones Arcade, por su valentía y porque estoy seguro que va a llenar ese espacio y eones que hemos padecido los que también surcamos el maravilloso mundo del videojuego página a página de sagrado papel. Y como siempre he dicho, y mantengo, prefiero un buen libro que recopile todos los juegos de un sistema, o de una década o de una gran compañía, que tener unos cuantos juegos físicos. ¿Será por mi ánimo completista o coleccionista? ¿O quizá porque el videojuego trasciende la pantalla y va más allá?
Marcos García «The Elf»

1 Comentario

  1. Fernando 14/07/2014 Responder

    Aplaudir, no se puede hacer otra cosa ante tan fantástico (y necesario) proyecto.

    Desde niños hemos estado mirando con envidia como otros mercados eran nutridos de lecturas relacionadas con nuestros juegos favoritos que sabíamos que nos estaban vetadas. Ahora eso va a cambiar, no sólo para nosotros si no también para nuestros sucesores.

    Muchas gracias por este proyecto que seguro ayudará a que nuestro idioma deje de ser de tercera división para el mundo de los videojuegos y nos dará auténticas joyas de papel para llenar nuestras estanterías.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

CERRAR